Quiromasaje

Tratamiento manual del cuerpo

  El quiromasaje, es un método de tratamiento manual sobre el cuerpo (rostro, espalda, brazos, pecho, abdómen, piernas) y transmitido por la presión mecánica de las manos a los diferentes òrganos del cuerpo, y se utiliza tanto para tratar y prevenir malestar o dolencias, como para relajarse de las tensiones acumuladas.

 

 

Se basa en la utilización de una combinación de movimientos: amasamientos, fricciones, presiones, percusiones y, estiramientos.


Se adapta a la persona de acuerdo con lo que se pretenda conseguir.


Se realiza utilizando algún agente que facilite el deslizamiento: cremas naturales, aceite base con esencias de aromaterapia, según necesidades del receptor.

 

 

  Las maniobras de quiromasaje, unidas a las movilizaciones articulares, van dirigidas a mejorar el funcionamiento de las articulaciones, aliviar o a hacer desaparecer la tensión muscular por malas posiciones mantenidas y repetidas; falta de tono (por ejemplo: tras largos periodos de estar en reposo, o, tras la retirada de yeso, etc.); o por estados de tensión muscular hipertónica.

 

  Con el masaje se aumenta el riego sanguíneo y, se favorece los movimientos peristáticos del colon (facilita la evacuación intestinal) e, incrementa el drenaje de fluidos (linfa y sangre). Se optimiza el funcionamiento de los órganos mejorando el transporte de oxigeno en la sangre y, ayuda a eliminar toxinas de los músculos al activar la capacidad de eliminación de los subproductos del metabolismo; al mejorar la circulación y drenar el exceso de linfa que se forma en áreas de edemas, es un buen recurso para  aliviar el dolor.

 

 

 Permite liberar las fibras nerviosas atrapadas por desequilibrios mecánicos en las articulaciones y en los tejidos blandos que la rodean, al relajar las áreas de tensión.

 

   Al tocar con suavidad o mediante una presión mantenida la piel durante el masaje se estimula los mecanorreceptores: receptores sensoriales de los cambios provenientes de la aplicación de la energía mecánica: tacto, presión, vibración; que permiten "bloquear" el ascenso por la médula espinal de los impulsos dolorosos, trasmitidos por los receptores de dolor, en su camino hacia el encéfalo.

 

  De la misma forma el masaje produce un efecto equilibrante (relajante o tonificante) sobre el sistema nervioso por medio de la escucha y del contacto terapéutico.

 

   Al regular el contacto, ritmo, presión y velocidad se puede lograr una acción especial sobre la sensación general de los diferentes estados de ánimo.

 

  De la misma manera, el masaje produce un efecto equilibrante (relajante o tonificante) sobre el sistema nervioso por medio de la escucha y del contacto terapéutico.

    

Beneficios:  

  • Reduce el estrés, ansiedad, estados de angustia.
  • Actúa sobre el sistema nervioso (calma los nervios, estimula el ánimo).
  • Restablece la armonía interna.
  • Estimula el funcionamiento de los órganos.
  • Alivia dolores musculares, articulaciones, migrañas, estreñimiento, etc.
  • Recupera movilidad en músculos y articulaciones.
  • Mejora la circulación sanguínea.
  • Estimula el drenaje linfático, acelerando la eliminación de los residuos del cuerpo.  
  • Libera las tensiones acumuladas de los músculos, mejorando el drenaje de los fluídos del cuerpo.
  • Mejora el funcionamiento de los órganos internos.

 

    Una parte importante del quiromasaje, la constituyen los estiramientos musculares (en caso en que sea necesario, según la zona a tratar), ya que ayudan a que los músculos contraídos vuelvan a recuperar su tono normal, su movilidad fisiológica y su longitud.. Los estiramientos tonifican y revitalizan ligamentos y músculos de la columna, aumentan la irrigación sanguínea al tejido óseo y articulaciones, con lo cual favorece el aporte de nutrientes como el calcio, la vitamina D, etc., fortalece huesos, mejora la circulación de sangre, aumenta la flexibilidad, disminuyendo el riesgo de padecer lesiones como esguinces, desgarros, etc.




Comentarios: 0