Concentración

Atención Sostenida


Consiste en centrar voluntariamente la atención, la mirada mental, sobre algo.


Se trata de una atención sostenida sobre algo, soltando todo lo que pueda distraernos.

 

 


La concentración podemos practicarla sobre una postura corporal, sobre algún chakra (centro energético), sobre la respiración, sobre algún objeto (por ejemplo la llama de una vela, una flor, un mandala, etc.), sobre el silencio, etc.

 

Lo importante es relajarnos en la concentración, evitando las distracciones, trayendo suavemente a la mente cada vez que se disperse, sin crisparnos.

 

Con esto aprendemos a centrar la mente en algo, a que no funcione de manera compulsiva y errática de un pensamiento a otro. Se consigue una tranquilización de la mente y como consecuencia, una tranquilización de las emociones.  

 

 

 

TRATAKA

 

Trataka es una de las técnicas más directas, simples y efectivas para lograr la concentración de la mente.

Cualquiera puede practicarlo y sus beneficios son enormes. La palabra “Trataka” significa “mirar fijamente” y consiste en mirar a un punto u objeto sin parpadear ni pestañear. Es un método de enfocar los ojos y a la vez la mente en un punto con exclusión de cualquier otro punto. El objeto puede ser externo, en cuyo caso la técnica se denomina “bahir trataka” (mirar fijamente afuera) o interno, y entonces se denomina “antar trataka” (mirada fija interna). La práctica de Trataka la utilizan de una u otra forma, casi todos los sistemas religiosos y espirituales. En el hinduismo, es parte integral de la práctica religiosa, sentarse frente a un cuadro o estatua de una deidad y concentrarse en ella.

Aunque esto se considera una forma de culto, es realmente una forma de Trataka, ya que el objetivo es concentrar la mente en la deidad externa. El devoto obtiene de esa práctica, paz mental y un estado de meditación. Es más, se desarrolla la habilidad para crear visualizaciones internas a voluntad. 

 

 

Beneficios fisiológicos y mentales.

  • Alivia las enfermedades de los ojos, tales como la tensión ocular, dolor de cabeza, miopía, astigmatismo, e incluso las primeras etapas de cataratas.
  • Es buena terapia en la depresión, el insomnio, las alergias, la ansiedad y los problemas posturales.
  • Potencia la unificación de la mente aumentando la fuerza de voluntad, la memoria y la capacidad de concentración
  • Se experimenta una mente más elevada, liberada del tiempo y del espacio.
  • La observación imparcial permite contactar con la raíz de los conflictos y genera una comprensión total de sus causas que los neutraliza y disuelve definitivamente.

 

Meditación con una vela (es una forma de Trataka)

 

1-   Para empezar la práctica siéntate en una posición cómoda con el objeto de concentración ligeramente alejado de ti (normalmente se utiliza una vela pero esta práctica se puede aplicar a cualquier objeto que pueda verse fácilmente como una fruta, el mar, la luna o una estrella). 

2-   Para practicar la meditación con una vela, suavemente aquieta la respiración,  normalizándola. Cuando sientas que tu estado es relajado mira fijamente el objeto tratando de verlo en su totalidad pero sin elaborar algún tipo de pensamiento… Si algún pensamiento llega a la mente, simplemente vuelve a concentrarse en el objeto.

3-   Trata de no parpadear, manten las pupilas fijas y procura no apartar la vista. Esto puede ser difícil en un principio, pero conforme continúes con la práctica se volverá mas fácil.

4-   Sigue sentado con la columna fija y la vista fija. Cuando tengas un mayor control y el parpadeo cese, tus ojos se llenaran de lágrimas… déjalas fluir naturalmente, esto ayudara a la concentración,  como también a limpiar y relajar los ojos. Cuando los ojos se cansen ciérralos pero mantén la concentración, continúa viendo la imagen del objeto en tu mente, de preferencia en el chacra Ajna justo en medio de las cejas.

 

5-   Un momento después de que los ojos hayan descansado, ábrelos otra vez y continúa observando fijamente, repite el proceso tantas veces como sea necesario durante todo el tiempo que permanezcas sentado. 

 

Comentarios: 0